Loading

Ya es hora de empezar a escribir y masticar un tema de agateware.  Es una técnica que – gracias a combinación de uno con el otro arcilla en diferentes colores – da el efecto de la rebanada de ágata. ¡Este es un efecto que me electriza mucho! Desde que tengo memoria, este regalo de la naturaleza ha despertado admiración de mí. Además de ser innegablemente agradable a la vista, ágatas tienen una amplia gama de propiedades que influyen en la salud humana.

Desgraciadamente en el internet no se escribe mucho sobre esta técnica. Se llama ora agateware ora nerikomi, pero nadie explica cual es la diferencia entre estas nombres ingles y japonés. ¿Y lo que fue lo primero? ¿La inspiración debe llegar de la música ritual budista o las baladas tradicionales ingleses?

Todo comenzó probablemente en China durante la dinastía de T’ang (para los curiosos – siglo VII-VIII). Pensó que este se confirma gracias a los ejemplos de obras de cerámica multicolores de este periodo presentado en la página web del Museo de China (China Online Museum), pero resultó que estos son de técnica Sancai.

chinamuseum
www.comuseum.com

Aquí, la historia pierde un poco su dinámica y después de ocho siglos, desde la segunda mitad del siglo XVI cambia un poco el lugar de la acción en Japón. Cien años después, la técnica agateware comenzó a desarrollar casi 9 500 km más lejos, en Inglaterra, donde John Dwight estaba creando sus primeros trabajos en el torno de alfarero (el todavía los calificó como un mármol). Corre el rumor deslucido que los europeos robaron la idea de esta técnica de lugares funerario de China y desde entonces han probado de imitarlo descaradamente. Independientemente de veracidad de este rumor, en Inglaterra la técnica ganó popularidad.  Nombre agateware entré en el diccionario a principios del siglo XVIII. Su centro era una pequeña ciudad de Stoke-on-Trent (que, nota bene, ahora es el centro de la industria de la cerámica de toda Inglaterra), y su artista más destacado – Whieldon. En Japón siglo del oro de esta cerámica fue un poco más tarde, a fines del siglo XX, cuando se comenzó también a utilizar el término nerikomi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top