Loading

Tan pronto como llegue a Londres, voy a mirar atentamente un reloj astronómico en Hampton Court Palace. Es un poco más joven que mis elecciones anteriores – ¡tiene solo 475 años! Perteneció al rey Enrique VIII, ¡y eso es algo!

El reloj original es de 4,6 metros de diámetro. Sus tres discos independientes van con velocidades diferentes y muestran informaciones diferentes. Además de tiempo, el reloj muestra también las fases de la luna, mes, trimestre del año, fecha y – ¡atención! ¡curiosidad! – ¡el nivel del agua en Támesis! Esta maravilla funciona hasta hoy.

En cuestión de tamaño – yo respeto el principio de 1:10. Con un peso en el corazón omití tableros rodando en todas direcciones. ¡Pintar fue un placer! Poner un millón de pequeñas líneas para hacer la forma más sutil me ponía en estado meditativo 🙂

_MG_3062

Mira las fotos en la galeria!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top