Loading

Apariencias engañan. Desde fuera ágatas parecen humildes – como piedras ordinarias. Pero en el dentro hay un tesoro real. Después de la erupción, vacios permanecen en las rocas volcánicas. Si la suerte caprichosa voluntad, se llenan poco a poco de sílice, formando una geoda. Una gota a gota, capa por capa… por miles o millones de anos.

Ágata madura por la madre naturaleza está ahora en nuestras manos, ¿y lo que resulta? Además de su valor puramente financiero (¡ejemplar de 2,8 kg encontrado a las apuradas cuesta casi 30 EUR, y otro de 28 kg – casi 220 EUR!), ágata tiene influencia en casi todas las partes de nuestro cuerpo y alma. Sobre todo, ágata es la piedra de equilibrio – físico, emocional e intelectual. Al parecer ella calma, anima, mejora la concentración y la capacidad de análisis. Lo que es más, ágata sana las emociones negativas (como enojo o tristeza), cambiándolos por coraje. Además, influye positivamente sobre los ojos y la piel, calmar el dolor y la fiebre, fortalece los sistemas del cuerpo (digestivo, urinario, respiratorio, circulatorio, nervioso, hormonal y reproductivo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top